Acupuntura sus imposibilidades y la Antiterapia

En estos últimos seminarios habéis venido alumnos de distintos estilos de acupuntura con la pregunta de siempre: ¿Qué tipo de tratamiento es mejor? ¿Qué puntos para…? ¿Es importante la fitoterapia?

La respuesta no está en chequear los puntos con Kinesiologia, eso no es nada interesante y además plantearía muchas dudas (como las ha planteado por años dando como resultado que ninguna escuela de kinesiología se centre en mejorar las técnicas de acupuntura).

La Antiterapia ayuda en los procesos de recopilar datos para tener un objetivo claro en el tratamiento a seguir, ordenarlo, y jerarquizar sus acciones.

La recopilación de los datos de protocolos de la medicina biológica nos ayuda a desbloquear las pesadillas de los acupuntores, los grandes problemas por los que la acupuntura se muestra poco efectiva: los focos de sistema, las cicatrices, las energías de cambio de polaridad, adaptaciones modernas al medio, los nuevos materiales con los que convivimos, los estresantes que ha tenido el cuerpo desde el nacer y una larga lista de “modernidades” que hacen que nuestro cuerpo y nuestros sistemas se adapten obligatoriamente de forma tan intensa que generan más tensión que la que podemos quitar con una simple consulta.

En la antigua Medicina Tradicional China están reflejados estos términos y sus posibles formas de actuar, pero no se han podido trasmitir puesto que nos hablan de Meridianos distintos, Meridianos Tendino Musculares, Vasos Maravillosos, que corresponden a lecciones reservadas para los que llegaron a tener un conocimiento directo de su maestro o transmisor de estos legados.

Tratar en el lado contrario a donde se muestran los síntomas, las venas de dragón, o el tratamiento superficial o profundo de los puntos nuevos o distintos han sido reflejados en las obras, pero sin la claridad que una simple traducción pueda mantener a lo largo del tiempo.

La MTM a lo largo del tiempo se ha ido globalizando y diversificando en escuelas con lo que cada una tiene una parte y la globalización a permitido que todos la entiendan de cabeza, pero no con la percepción que nos transmitiría un maestro.

Este es el primer concepto que debemos tener claro los acupuntores:

“Trabajamos con Chi, por lo que cualquier disturbio que tenga se verá reflejado en la imposibilidad de regulación del cuerpo”.

Comprender antes de empezar a reconocer a nuestro paciente las posibles anomalías tanto del cuerpo, de los meridianos, de los estresantes modernos no previstos por la milenaria técnica, las formas de vida actuales, los problemas de móviles, edificios enfermos, ionización, etc. que alteran de forma continua el sistema, es tan imprescindible como saber que es lo primero a tener en cuenta antes de empezar a tratar.

Para comprender en profundidad más de esta forma de trabajo la próxima temporada intentaré hacer un breve encuentro con los acupuntores que lo deseen y compartir lo que tenemos.

Centraros en percibir… una vez que conozcáis la técnica, de otra manera sólo conseguiréis los resultados que estáis consiguiendo. Os recuerdo el lema del terapeuta “Obras son amores y no buenas razones”.

Mientras tanto un saludo a todos.

Jose Luis Godoy Muelas

Compartir Artículo En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>