kinesiologia basica para la Cura de primavera

Los alimentos más utilizados en las curas de primavera son las frutas de la estación (principalmente fresas, nísperos, cerezas, etc) y las plantas silvestres. Sea cual sea la severidad en el régimen, las condiciones imprescindibles que se imponen son:

  • La renuncia al alcohol, al tabaco, a la carne, al cacao, al té, al café, sobretodo.
  • La cura de primavera más eficaz es la que se compone exclusivamente de frutas y aún mejor de una sola variedad. Se comerá de 3 a 4 veces al día la suficiente fruta como para saciar el apetito.
  • Lo más común es que la cura dura de tres a siete días.

La saturación y sensibilidad de alimentos recuerda que debes chequearla con los test de Antiterapia, y para los que no los conozcáis, podeis utilizar los test de Kine para alimentos en principio.

Los efectos generales de esta alimentación exclusiva de frutas son:

  • La eliminación de ácido úrico y demás tóxicos orgánicos acumulados, estos últimos especialmente en el hígado, y eliminados todos ellos por el riñón con la orina, la cual se vuelve oscura.
  • El abundante aporte de sales minerales y vitaminas produce un aumento de las defensas orgánicas frente a la enfermedad.
  • También la evacuación intestinal se ve favorecida por el residuo de las frutas que arrastrará a los materiales de desecho acumulados en el intestino grueso como consecuencia del estreñimiento crónico que comúnmente se sufre.
Compartir Artículo En

1 comentario

  1. La salud digestiva.
    Es muy común que gran parte de la población coma apresuradamente, que mastique muy rápido los alimentos y que por ello no disfrute del sabor de la comida y además predisponga, por estos motivos, al aparato digestivo a sufrir algunas complicaciones. Por ello, es conveniente realizar una buena masticación porque se obtienen los siguientes beneficios.
    -Se desintegra el alimento.
    -Se produce saliva que contiene mucina (moco lubricante) y la enzima que hidroliza los hidratos de carbono (la ptialina).
    -Se estimulan los meridianos del estómago (mandíbula superior) y de los intestinos (mandíbula inferior) , preparándolos para el proceso digestivo.
    -La saliva contiene una hormona (la parotina) que estimula el metabolismo y el timo.
    -Cuando el alimento no está bien masticado y sus fragmentos son demasiado grandes para ser adecuadamente descompuestos la consecuencia es que se produce una digestión incompleta.
    Para explicar aún más los beneficios de una buena masticación es conveniente apreciar este proceso desde varios puntos de vista:
    FÍSICO. Masticar adecuadamente permite triturar los alimentos y convertidos en un bolo alimenticio perfectamente digerible. Sin embargo, cada porción de alimento que se cuela garganta abajo sin triturar supone un enorme esfuerzo para los órganos implicados en la digestión. Como las enzimas digestivas no pueden penetrar en esas porciones de alimento, necesitan erosionar las superficies de los mismos para llegar al centro; en consecuencia el proceso de digestión se hace mas trabajoso y lento. Por lo tanto, no es exagerado afirmar que muchos de los problemas digestivos tienen su origen en el procese de la masticación.
    QUÍMICO. Cuando se realiza una buena masticación, es decir, cuando se mezclan óptimamente las enzimas salivares con el alimento, se logra una predigestión y se inicia adecuadamente el proceso químico digestivo que se desarrolla en el interior del organismo.
    INFORMATIVO. El sabor, el color, el olor y la textura de los alimentos son valiosas informaciones para que el organismo active unos u otros órganos de secreción interna, dependiendo de los estímulos gustativos que recibidos. Recuerde que las papilas gustativas son censores de información que registran las características nutricionales de cada alimento concreto; por tanto , es conveniente que la comida permanezca en la boca el tiempo suficiente; además, esto ayudará a que la sensación de plenitud se alcance mas rápido y en el momento adecuado para evitar los excesos.
    EMOCIONAL. Aunque en primer momento parezca algo sorprendente, los sabores de los alimentos estimulan ciertos órganos y sus emociones correspondientes, de ahí que se requiera masticar adecuadamente para que el cerebro registre adecuadamente el sabor de la comida, y por ende, active determinados órganos. Esto es algo que se conoce y se practica desde hace milenios en la Medicina Tradicional China. Analicemos, pues, los distintos sabores y sus correspondencias orgánicas:
    El sabor ÁCIDO estimula el hígado y la vesícula mientras seda el bazo y el páncreas. Favorece además los alimentos grasos y pesados. También se pueden utilizar para aumentar la creatividad e iniciativa. Ayuda a salir de la preocupación al fomentar la actividad. Pero no debemos abusar de este sabor si tenemos tendencia al enfado.
    El sabor AMARGO estimula el corazón, la circulación sanguínea y el intestino delgado, sedando los pulmones. Favorece la seguridad en uno mismo. Ayuda a evitar la tristeza y fomenta la alegría. No debemos abusar de él (por ejemplo el tabaco, y el café) cuando el corazón esté sobrecargado y en estados de euforia.
    El sabor DULCE estimula el bazo y el páncreas, también favorece la actividad mental y relaja al hígado. Es importante que reduzcamos el consumo si tenemos tendencia a la preocupación y a la obsesión. Ayuda a salir del miedo y favorece la reflexión.
    El sabor PICANTE estimula los pulmones y el intestino grueso que, cuando se alteran, producen tristeza. Favorece la voluntad y ayuda a calmar los estados agresivos.
    El sabor SALADO activa los riñones y la vejiga, pero también pueden sobrecargarlos. Si se utiliza adecuadamente calma la euforia excesiva fomentando la prudencia.
    Como norma general, hay que tener en cuenta que el sabor que mas utilizamos es el que menos nos conviene. El equilibrio reside en el uso moderado de los diferentes sabores.
    MENTAL. El aparato digestivo tiene cierto paralelismo con la función de recepción de ideas y las experiencias de la vida y como estas se “digieren” . La boca y el estomago realizan una función de transformación. Por tanto, la capacidad re masticar de una persona nos da una idea de cómo transforma las experiencias de su vida y como las asimila. Esta manera de vivir deprisa, sin sabiduría, muestra su reflejo en la manera rápida y escasa de masticar los alimentos. “¿Para qué perder tiempo en ello si hay tantas cosas que hacer?”. Sin embargo masticar bien fomenta la paciencia, tan necesaria para conseguir una buena calidad de vida que todos pretendemos alcanzar.
    ENERGÉTICO. La Medicina Tradicional China nos enseña que la saliva es un fluido que contiene gran carga de energía vital o “ Chi”. Pues bien, al masticar y ensalivar adecuadamente un alimento este se mezcla con el fluido corporal, y de esa manera es mas fácil reconocer para el organismo reconocer el alimento como algo propio, y además se carga de energía. Según las tradiciones ancestrales de la india, gran parte de la energía vital ( Prana) de los alimentos se absorbe en la boca durante la masticación.
    Cita de “Un viaje a través de nuestro sistema digestivo”. Mikel García Iturrioz

    Enviar Respuesta

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>