Las infecciones de oídos en la homeopatía

La otitis media aguda es una infección dolorosa en el oído medio, la porción del oído detrás del tímpano. Con frecuencia la otitis media aparece después de un resfriado, dolor de garganta u otra enfermedad respiratoria. Aunque puede afectar a los adultos, la otitis media aguda principalmente ocurre en los bebés y en los niños pequeños. Se calcula que a los 7 años de edad, hasta 95% de todos los niños en los Estados Unidos habrán experimentado al menos un ataque de otitis media – es la razón más común por la cual los padres llevan a los niños al médico.

Cuando la trompa de Eustaquio que conecta a la parte superior de la garganta con el oído medio se bloquea debido a la mucosidad y la hinchazón de un resfriado, los fluidos se juntan detrás del tímpano proporcionando un lugar ideal para que se desarrollen las bacterias. Puede comenzar una infección, generando incluso más fluido. La presión que ejerce sobre el tímpano puede ser intensamente dolorosa. El tímpano se pone rojo y protuberante. Los niños que son demasiado pequeños para explicar su malestar lloran, se quejan y tiran de las orejas. También podrían parecer faltos de respuesta debido a que no pueden oír bien – la acumulación de fluido en el oído medio evita que el tímpano y los huesos pequeños en el oído se muevan, causando pérdida temporal del oído. A la larga, las infecciones recurrentes del oído y sus subsiguientes pérdidas de oído pueden afectar el desarrollo del habla y del lenguaje de un niño.

Las otitis medias se tratan tradicionalmente con antibióticos, que a veces cortan rápidamente la infección, pero definitivamente no ayudan a prevenir otras infecciones de oido. A pesar de ello mucho pediatras los recetan automáticamente al menor signo de infección. Sin embargo ha habido toda una serie de estudios recientes que han llegado a la conclusión de que en la mayoria de los casos las otitis medias pueden curarse solas sin antibióticos. El periódico New York Times ha publicado una serie de artículos recientemente al respecto (NYT 22/8/2000,  7/5/02,10/10/04,etc), reflejando además la inquietud de la comunidad médica y grupos de padres respecto a la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos.

Finalmente se está llegando a la conclusión, incluso dentro de la comunidad médica, de que el exceso de antibióticos desde la primera niñez tiene muchos efectos negativos sobre la salud incluso a largo plazo: diarreas, nauseas, falta de apetito, malestar, infecciones de cándida en la boca y en la vagina, enfermedades inmuno-depresoras como el síndrome de fatiga crónica, etc, etc. De modo que su uso debe limitarse a infecciones graves que no pueden ser superadas por el propio sistema inmune. Este no suele ser el caso de la otitis media.

Entonces, ¿qué hacer? No hay más remedio que buscar formas alternativas de aliviar los síntomas y ayudar al organismo a superar la crisis. Una serie de principios básicos de la medicina naturista se deben aplicarse siempre: al paciente –especialmente si es niño- se le debe siempre mantener hidratado, la dieta que se le dé ha de ser blanda (eliminando azucar, harinas blancas y productos lácteos que favorecen la producción de mucosidad), y asegurarse de que descansa todo lo posible en un ambiente cálido y limpio. Hierbas como la Echinacea y el Propóleo suelen fortalecer el sistema inmune, así como la vitamina C.

En la homeopatía clásica , existen muchos tratamientos homeopáticos posibles para las infecciones del oído medio que además fortalecen la constitución del paciente de modo que no vuelva a recurrir de nuevo en subsiguientes infecciones

ACONITUM se receta para dolores de oído que empiezan repentinamente, con frecuencia después de la exposición al viento o al frío y después continúa en un nivel constante de intensidad y está acompañado de fiebre alta, perturbación e inquietud.

BELLADONA se recomienda para las infecciones del oído en las cuales el dolor de oído varia rápidamente en severidad pero que generalmente es peor en el derecho y está acompañado de fiebre, enrojecimiento de la cara, pesadillas y sensibilidad a la luz.

CHAMOMILLA es uno de los grandes remedios para otitis media de niños pequeños en los cuales hay un dolor terrible, el niño presenta una mejilla roja y la otra pálida, está muy irritable, grita de dolor y solo puede ser consolado si se le mece en brazos.

MERCURIUS es un remedio para la otitis aguda y recurrente con supuración verdosa amarillenta en el oido. Suele afectar al oido derecho con dolor, supuración y pérdida de audición. El niño se siente peor por la noche, y suele presentar también infección de garganta, sinusitis o bronquitis.

PULSATILLA es el remedio más frecuente en casos de otitis media tanto agudos como crónicos. La otitis se suele preceder de un catarro. El oido preferente es el izquierdo, y el dolor está acompañado de una sensación de ir a reventar. El paciente se siente peor en el calor y mejor al aire libre. Está mimoso y llorón.

Finalmente, recuerde siempre que los medicamentos homeopáticos son medicamentos al fin y que deben ser utilizados con discrección y si es posible previa consulta con un homeópata profesional.

************************************************************************

SUSANA AIKIN es homeópata graduada de la School of Homeopathy de Nueva York, donde también ha ejercido como profesional. Actualmente reside y practica homeopatía en Madrid.

Compartir Artículo En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>