Los Chacras


¿Qué son?

Los chacras son los puntos energéticos a través de los cuales se alimenta el ser humano.

El ser humano cuenta con Siete Puntos Energéticos Básicos, a través estos siete puntos energéticos, el cuerpo astral le da energía al cuerpo físico, definiéndole las diversas facetas de su salud y su destino.

Los chacras están en el aura, es donde se recoge la energía exterior y pasa hasta el cuerpo físico, por medio de las corrientes de energía.

La palabra chacra significa “rueda”, así como su nombre indica los chacras tienen su forma redonda tienen mucha similitud a un embudo. Tienen una entrada donde se recoge la energía, y una salida donde se expulsa, la salida es más estrecha que la entrada.

Cada chacra funciona en una determinada parte del cuerpo, por eso es necesario poseer un conocimiento de cómo actúa estas energías, y saber como podemos limpiar los chacras.

El hombre no vive solo de los alimentos y el aire que consume, su energía la recibe por los chacras. Cada chacra es como una antena que esta sintonizada a la frecuencia que requiere los órganos que controla y a la vez funciona como una celda solar o una batería que conserva la energía recibida.

Todos los seres humanos nacemos con los chacras “abiertos”, pero a medida que vamos madurando y los chacras se van desarrollando, se van, digamos, “cerrando”. Ante una experiencia desagradable, solemos reaccionar bloqueando nuestros sentimientos y deteniendo gran parte de nuestro flujo energético natural.

Son aproximadamente más de 80 mil chacras los que se distribuyen por todo el cuerpo, más los principales que se conocen son siete, y se distribuyen a lo largo de la columna vertebral.

Los nadis son avenidas energéticas dentro de nosotros a partir de las cuales se logra establecer el contacto entre los chacras y las diferentes partes de nuestro cuerpo como los órganos, las glándulas, los tejidos y todas las células de nuestro cuerpo. Son los nadis y los chacras los que constituyen la red energética o la circulación de la energía por el cuerpo.

Los chacras tienen influencia poderosa en todo lo que somos. Afectan directamente todos los sistemas, entre ellos el sistema endocrino (las glándulas de secreción interna como la tiroides, pineal, etc), las cuales ejercen influencia en nuestro funcionamiento corporal, balance mental e integridad emocional.

Los chacras pueden girar a muchas velocidades, siendo esto lo que determina el nivel de vibración de cada persona. El nivel de vibración de los chacras es afectado debido a las frecuencias vibratorias que emiten los pensamientos, las emociones y la actitud general ante la vida que tiene cada individuo. Dependiendo del como los chacras emitan frecuencias, están pueden ser constructivas o discordantes en cada persona.

Cada chacras tienen una función específica y dual en el cuerpo.

La expresión de la vida es un proceso que fluye de arriba hacia abajo, circula desde su fuente generadora hasta la manifestación y regresa a su fuente con un experiencia enriquecida, obtenida en ese movimiento creativo, y que da a la consciencia una nueva apertura y poder de manifestación.

El grado de desarrollo de cada chacra depende de nuestra conciencia, de nuestro desarrollo físico y de nuestro estado mental-emocional.

Historia

Estos siete puntos han sido denominados con diferentes nombres a través de las culturas y la épocas, su referencia esotérica mas citada les concede el nombre de chacras según la influencia oriental de los últimos siglos, mientras que su referencia científica los ha descubierto como Glándulas Endocrinas.

En los comienzos de nuestra historia en el planeta, el chacra raíz era el crucial mientras nos aveníamos a estar en la forma física y aprendíamos a lidiar con las realidades de la tierra para sobrevivir en ella. Hemos hecho progresos con el chacra raíz conforme dominamos nuestro ambiente

Normalmente, en los territorios prósperos, nuestra mayor tarea tiene que ver con el chacra del corazón, para aprender a amar a todos los demás seres incondicionalmente; con el timo, que participa en la unión y la sanación globales; y también con los chacras superiores.

Pocos en nuestra cultura han desarrollado completamente estos centros superiores porque se requiere practica en disciplinas espirituales con herramientas como la meditación.

A lo largo de la historia y en todas las latitudes del mundo han existido grandes hombres que han sorprendido a la humanidad con sus relatos de mundos de grandes maravillas, sin duda alguna estos hombres han tenido desarrollado algún sentido interno que les ha permitido captar la cuarta, quinta, sexta ó séptima dimensión.

Estos chacras están en todo tipo de religiones y escuelas del pasado: los Cristianos primitivos les llamaron las siete iglesias, en la India se hablaba de las siete flores de loto, recordemos las siete luces del candelabro interior de los Hebreos, las siete rozas del Rosacrusismo, las siete moradas del castillo interior de los Carmelitas, los siete planetas de los Astrónomos de la edad media, etc.

En el México antiguo (entre los Mayas y los Náhuatls) se hablo también de los chacras y se entregaron sistemas mediante palabras sagradas para ponerlos en actividad.

Cuentan las tradiciones que se pierden en la noche aterradora de todas las edades, que cuando llegaron los españoles a evangelizar a la brava a los Mexicanos antiguos, y les hablaban de ángeles y arcángeles, nuestros antepasados le respondieron “todas esas deidades que ustedes hablan, nosotros platicamos con ellas y las vemos” los españoles al escuchar esto les creyeron locos, pero nosotros sabemos bien que los antepasados Mexicanos gozaron de todos estos sentidos internos.

Bases fisiológicas de los chacras

Estos vórtices de energía o chacras permiten que el hombre pueda percibir las dimensiones superiores de la naturaleza y, algo más, que se pueda comunicar con personas que viven en estos mundos paradisíacos.

Debemos aclarar que cada uno de los chacras tiene su fundamento en una glándula de nuestro cuerpo físico. Nuestro cuerpo es un sistema triple en su constitución y séptuple para su organización, el triple control de nuestro cuerpo esta en el cerebro, cerebro espinal, cerebro gran-simpático y cerebro para-simpático o vago.

Lo correcto sería que nosotros aprendiéramos a utilizar los tres cerebros a la vez. El cerebro espinal regula todas las funciones conscientes, el cerebro gran-simpático regula todas las funciones inconscientes y el cerebro para-simpático coopera con los otros dos, las funciones inconscientes bajo el dominio de la mente.

En el México antiguo se le dio mucha importancia al manejo correcto de los tres cerebros y era mediante ciertos sistemas en síntesis que se educaba a los tres cerebros del ser humano.

Estos tres cerebros regulan el funcionamiento de siete glándulas básicas de control en nuestro cuerpo físico, es obvio que tenemos más de siete glándulas pero para control básico del cuerpo son siete.

Los Chacras y las glándulas trabajan juntos para llenar de vida y salud a nuestro cuerpo físico.

Tenemos en nuestro cuerpo plexos nerviosos, que son una reunión de nervios, y tenemos en nuestro cuerpo plexos energéticos, que indican una reunión de “nadis” (los “nadis” son tubos conductores de energía). Hay puntos en nuestro cuerpo en los cuales se reúnen muchos nervios y como consecuencia se establece una glándula y ahí mismo donde llegan muchos nervios, llegan muchos “nadis” que desembocan su energía formándose un vértice de energía que se llama Chacra.

Es obvio que existen muchos plexos nerviosos y muchos Chacras, se dice que como mínimo tenemos 144 Chacras en nuestro cuerpo, es obvio que también habrá 144 plexos nerviosos.

Artículo enviado por Verónica Gonzalez Fernandez

Compartir Artículo En

2 Comentarios

  1. buen articulo. Me he permitido informar a unos amigos para que lo lean.
    muchas gracias.

    Enviar Respuesta
  2. la me an tu jara hace que mimente este en paz. luna reiki

    Enviar Respuesta

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>