El corredor, las zapatillas y las patologías del pie.

Uno de los elementos más importantes a tener en cuenta por toda persona que corre es la zapatilla. No en vano, las grandes marcas deportivas invierten  bastante dinero y tienen a equipos de biomecánica y fisiología deportiva que les asesoran en el estudio de distintos materiales y forma de la zapatilla. Así podemos encontrar en el mercado zapatillas con amortiguación a través de aire, gel,  “hexalite”, sistema “torsión”…y distintas plantillas de mayor o menor anchura, con diversas formas. Todo ello con el fín de mejorar el rendimiento del deportista y evitar lesiones.

No podemos pensar que existe un pie perfecto o ideal. Al igual que cada uno de nosotros tenemos unos rasgos faciales, una cara que nos hace diferentes a los demás, de igual manera tenemos un pie con una forma, fruto de de un componente genético y de un montón de adaptaciones producidas a lo largo de nuestra vida en el organismo.

Se puede ir a alguna tienda u ortopedia donde te hacen un estudio detallado de tu pisada. También puedes analizar tu mismo tu pisada en la arena o untando tu pie con polvos de talco y dejando tu huella en el suelo para que puedas darte cuenta de que parte apoyas más o menos, si tienes más o menos puente (arco plantar). Si puedes, también camina despacio y siente cada parte del pie que apoyas,  el talón, el metatarso, como son las sensaciones en cada uno de los pies. Este último dato es muy importante. Nadie mejor que tu puede decirte como andas y que es lo que sientes al hacerlo.

Muchas de las patologías que te voy a describir a continuación se tratan en muchas ocasiones con una plantilla adaptada a tu pie. Esta es una posibilidad. Pero como dije al principio, el pie, su forma y su pisada es fruto de muchas adaptaciones. En ocasiones, un problema en un hombro, en la espalda o incluso en un diente determinan un tipo u otro de apoyo del pié. Tal vez si acudes a un buen especialista te lo trate sin necesidad de cirugía o sin necesidad de una plantilla que puede no corregir el problema, sino que mitiga las posibles complicaciones de una “mala pisada”. Es una alternativa más y tu eliges la que más te convence.

PATOLOGÍAS DE PIE:

1.- Pie plano.

Se caracteriza por una bóveda plantar baja. Puede ser por una falta de tono muscular plantar.

2.- Pie valgo.

A veces se equivoca con el pie plano. La sensación es que el pie se cae hacia adentro por su parte interior. Se puede producir por una rotación del calcáneo respecto a la tibia y el peroné.

3.- Pie cavo.

El arco interno del pie es más alto de lo normal. Suele ir acompañado de una flexión dorsal del pie.

4.- Pie equino.

Se produce por una contractura del triceps sural acompañada de una debilidad de la musculatura anterior. Es cómo si apoyásemos sólo la parte delantera del pié y muy poco el talón.

5.- Pie talo.

Se produce por una flexión dorsal del pie (como en el caso de la poliomielitis)  y un acortamiento de la musculatura anterior.

6.- Pie zambo.

Combinación de pie equino más cavo más varo. Diversos estudios indican que es consecuencia de la postura fetal y que con una escayola durante dos o tres meses se corrige.

Estas patologías del pie descritas suelen ir acompañadas en ocasiones de patologías en la rodilla, y en la columna vertebral  y la cadera. Por eso es interesante analizar toda la postura corporal a la hora de emitir un diagnóstico y comenzar un tratamiento de los pies.

Es aconsejable que tengas en cuenta todos estos factores a la hora de elegir una zapatilla. Y sobre todo, independientemente del consejo de amigos y especialistas, tómate tu tiempo a la hora de elegir una determinada zapatilla. Recuerda que eres único y lo que le va bien a uno, o a cientos, puede que no te sirva a ti. Analiza cuantos días corres por semana, y cuanto tiempo. ¿Cómo es el terreno por el que corres?  Si es blando, de tierra o césped, o es duro, de asfalto o cemento. Y por último ten siempre en cuenta la disposición con la que vas a correr, vas contento, te gusta, disfrutas o sufres, corres hasta agotarte o te quedas con ganas de más. Aunque te parezca mentira, todos estos otros factores también pueden influir en la aparición de lesiones. Tómate tu tiempo y haz una elección en función de tus necesidades. Escucha a tu cuerpo, es tu mejor consejero.

Ana De Pablos

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Compartir Artículo En

2 Comentarios

  1. Hola! Tengo el problema de pie equino y los tenis para correr no me ayudan ya que enchueco bastante el pie e incluso duele. Que me recomiendas como calzado?

    Enviar Respuesta

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>