Alto rendimiento deportivo: Tomar conciencia de mis carencias

Tomar conciencia de las carencias y las necesidades que se tienen como deportista, es un trabajo prioritario.

Son muchas las anécdotas y sensaciones que me cuentan los deportistas en consulta, y es en esos encuentros, donde como Antiterapeuta siento sus carencias y sufrimiento por su “no poder haberlo hecho mejor”.

Recuerdo un caso hace tiempo en el que tuve la suerte de acompañar a un artista marcial hasta su objetivo, ganar.

En la primera visita que me realizó para optimizar su trabajo deportivo, desde su mapa conocido me contaba: “Pablo, aún no puedo comprender que me sucedió el año pasado para quedar subcampeón, era el mejor”, “no sé qué me pasó en la final, perdí mi centro”, “cuando tenía la victoria en mis manos, perdí”.

Estas y otras frases eran constantemente el núcleo de su discurso, cuyo fin era comprender por que no ganó cuando tuvo que hacerlo.

Pero, ¿cómo encontrar respuestas en un sitio donde no las hay?. Su mapa conocido.

Tras escuchar todo su personaje deportivo le invité a tumbarse en la camilla, y tras unos minutos de silencio le pregunte: “¿Quién es el mejor donde entrenas?”, a lo que contestó con orgullo de guerrero: “yo”.

Continué preguntándole: “¿Qué significa entrenar para ti?”, a lo que respondió: “es un juego, disfruto entrenando”.

Hasta aquí todo transcurría correctamente, hasta que le realicé las siguientes preguntas: ¿Qué ocurre cuando tienes que competir? y ¿ganar?

Lo siguiente fue un silencio, no hubo respuesta verbal, pero el cuerpo si respondió, mostró estrés, tanto, que se bloqueó por completo.

Regular y optimizar las informaciones donde el deportista no llega y más complejo aún, donde no sabe que no llega, hace que la forma de vivirse sea diferente, permitiéndose llegar a nuevos territorios donde la experiencia deportiva es totalmente distinta.

Gracia a él, los dos ganamos de nuevo.

Su sistema se bloqueaba en el ganar y el competir, zonas donde todo deportista tiene la necesidad de estar regulado. Si su objetivo es ser el número uno.

Tras varias consultas, en las que optimizamos multitud de procesos y recuperamos capacidades perdidas, este guerrero recobró parte de su territorio, permitirse ganar.

Por ello, y con el fin de tomar conciencia de las posibles carencias que como deportista se  pueda tener, os invito a realizar los siguientes test y observar la respuesta que se genera en cada uno de los casos.

  • Me acepto ganando.
  • Me acepto perdiendo.
  • Me acepto compitiendo.
  • Me acepto sin competir.
  • Me acepto con objetivos.
  • Me acepto sin objetivos.

No ser consciente de que se poseen bloqueos en estas direcciones, no te exime de sus procesos, bloqueos y tensiones.

Tomar conciencia de las carencias personales y hacer caso omiso, tampoco.

Regular los bloqueos y las tensiones que se detecten gracias a los test anteriores y completar el puzzle de nuestros objetivos es fundamental.

Si tu ganas, el equipo de Antiterapia gana.

Gracias.

Pablo Ganuza González.

Compartir Artículo En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>