La pelvis. El centro de equilibrios para una buena postura. Osteopatía Málaga (Antiterapia)

El nivel que dedicamos a la pelvis trata de englobar la morfología y función de cada componente del centro de nuestro cuerpo. Estudiar la pelvis de forma global requiere conocer de todos los sistemas que la componen: sistema musculoesqueletico, órganos, diafragmas, meridianos y focos propios del sistema.

La base de un alumno de osteopatía en la formación de Antiterapia requiere de comprender que hay muchas más informaciones de las que como humanos podemos interpretar por lo que es necesario tener una visión amplia de las necesidades del equilibrio y los sistemas que lo componen, puesto que de otra manera puede que no llegue el profesional a encontrar alivio en su cliente con la simple repetición de lo aprendido en su formación.

Estudiar los sistemas básicos y sus funciones en una primera parte, dan paso a las posibilidades de movimiento donde los test cubren como herramienta de lenguaje las necesidades del terapeuta. La pelvis con sus movimientos y soporte del hueso “sacro” que necesita tener una movilidad especial para soportar el peso de la “columna de la vida”, es objeto de un amplio estudio donde cada alumno verá reflejados sus aprendizajes anteriores englobándolos en un orden que le permitan ampliar sus horizontes y formas de acceder a más conocimientos.

El trabajo de cada autor se refleja en la teoría y comprensión de los componentes mientras que descubriendo la fisiología observamos sus posibilidades de chequeo para poder elegir entre el sitio a trabajar o la técnica precisa dentro de las que se conozcan, siendo este el objetivo de cada curso, ampliar la forma de “ver” para tener una efectividad en lo que se busca o hacerlo con el mínimo gasto posible.

Los problemas orgánicos producidos muchas veces por inmovilidad, estancamiento o traumatismo tienen una memoria que el cuerpo guarda siendo necesario encontrar lenguajes para poder acceder a ellas, puesto que cuando se cronifican ni siquiera los test de kinesiología estática llegan a ella.

Conocer el efecto Turgor y las presiones de los diafragmas, objeto de estudio en kinesiología avanzada, es básico a la hora de trabajar la pelvis después de haber tenido tensiones aprendidas en accidentes, partos, problemas crónicos osteoarticulares, ginecológicos, de estancamiento linfático o sanguíneo, así como en las lesiones ascendenten que mostrarán los problemas en toda la zona alta del cuerpo donde el paciente se quejará de síntomas, siendo estos una mera adaptación de donde está el problema, abajo.

Descubrir el lenguaje que utiliza el cuerpo para expresarse, esconder sus tensiones o imposibilidades de fluir en la información es vital en el trabajo del antiterapeuta por lo que la formación deja colocada puertas abiertas para los conocimientos que el terapeuta tenga y los que adquiera en el futuro integrándolos de forma ordenada.

Un nivel imprescindible a día de hoy donde los estancamientos y problemas en la cintura y sus correspondientes adaptaciones en la zona alta se muestran cada vez más a menudo.

Jose Luis Godoy Muelas

Antiterapia

Compartir Artículo En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>