Campo Interferente II


¿Cómo podemos saber si tenemos uno?

 

3. ¿Cómo podemos saber si tenemos uno?

Cuando aparece una enfermedad y existe un campo interferente, los procesos que la regulan se encuentran alterados, por lo que el curso normal de esta, cambia. Convirtiéndola en una enfermedad poco definida, atípica o desconocida.

3.1. Según las investigaciones de expertos como Adler, Pischinger y Von Riccabona, entre otros. Pueden existir campos interferentes por:

Caries dentales unidas a problemas del PH por mala nutrición (Adler).

Bacterias y toxinas que el cuerpo no puede eliminar (Knolle).

Cuando, después de un proceso patológico, no se a realizado una limpieza de los tejidos (tejido conectivo blando) afectados por esta y se produce un asentamiento de las sustancias que acompañaban dicha enfermedad (Pischinger).

Por mal funcionamiento de las amígdalas, inflamaciones crónicas, bloqueo del tejido base, por cicatrices, metales pesados, etc. Además de, por un deficiente sistema defensivo del organismo (Von Riccabona).

3.2. ¿Dónde se encuentra, normalmente, el origen de un campo interferente?

Amígdalas, dientes, senos paranasales, glándulas hormonales, vesícula biliar, apéndice o la cicatriz de su operación, cabeza en general, intestinos, vértebras (cualquier articulación).

Según Pischinger, en cualquier parte donde exista el sistema de regulación básica y puedan formarse circuitos cerrados responsables de sobrecargas en las funciones. Y este se encuentra, en el tejido blando, del cual está formado prácticamente, todo el cuerpo.

3.3. ¿Cómo podemos detectar un campo de interferencia?

Se puede sospechar de tener un campo interferente, si uno se encuentra en una situación en la que, la causa y los efectos de una enfermedad, parecen no tener una relación lógica.

Cuando aparecen diversas alteraciones en una misma zona del cuerpo y más aún, si estas no coinciden en el tiempo (podemos darnos cuenta por frases como, tengo la garganta débil, la espalda delicada; parece que todo nos va al mismo sitio.).

El siguiente paso sería, la realización de pruebas que certifiquen o descarten las sospechas. Para esto se utilizan diferentes técnicas, entre estas las más eficaces son:

Los test de biofeedback y kinesiología, las mediciones bioeléctricas de la zona (aparatos de biorresonancia), la medición de la termorregulación, la electroacupuntura o el dermograma de impulsos, entre otros.

3.4. ¿Qué consecuencias puede traer un campo interferente?

Pueden causar enfermedades crónicas (Adler).

Alergias, depresión, impotencia y si el bloqueo es largo, estados degenerativos (Von Riccabona).

El deterioro de la capacidad de regulación del sistema básico, puede generar la aparición de cualquier enfermedad (Pischinger).

Y muy importante: debido al deterioro de la capacidad de regulación, puede generar el bloqueo de la terapia que recibe la persona.

Extraído del libro: medicina de las regulaciones biocibernéticas.  Coordinado por el Dr. Fernando Rivera Rojas.

David González Valderrey.

Osteópata y miembro del equipo de Antiterapia.

Compartir Artículo En

1 comentario

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>