Poema de Mario Benedetti, No te salves

Mario Benedetti, en su poema No te salves, refleja la evolución del ser humano, y la existencia de motivaciones y necesidades diferentes: cambio y seguridad; las cuales llegan a vivirse en buena parte por la manera en que entienden la vida los diferentes niveles del sistema nervioso: reptil, mamífero inferior y mamífero superior, conservándose hoy en día, como una parte inseparable de la evolución del ser humano.

Razón por la que, entre otras cosas, tricotar, tener horarios, hacer deporte o pintar, calman o cambian el estado en el que uno se encuentra.

No te salves:

No te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora

ni nunca

no te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo

sólo un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

no te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo

pero si

pese a todo

no puedes evitarlo

y congelas el júbilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas del mundo

sólo un rincón tranquilo

y dejas caer los párpados

pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil

al borde del camino

y te salvas

entonces

no te quedes conmigo.

 

Enviado por David González Valderrey

Compartir Artículo En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>