Trastorno del Déficit de Atención e Hiperactividad

En este artículo abordaremos un tema que ha día hoy afecta cada vez más a la población infantil y es el Trastorno del Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Actualmente es unos de los trastornos psiquiátricos más prevalentes en pediatría  Este trastorno se caracteriza por un desarrollo inapropiado del nivel de atención, hiperactividad-impulsiva que suele aparecer antes de los 7 años y que produce un deterioro clínicamente en uno o más aspectos de la vida del niño. Los niños con TDAH pueden tener dificultades para mantener la atención pueden ser hiperactivos o inquietos y/o pueden actuar de forma impulsiva.

Hace tiempo se publicó un artículo en el que se hace referencia a este tema, en él se explica  la evolución que ha tenido el trastorno a lo largo de los años y en qué consiste. El psiquiatra Leon Eisengerg lo apodo con este nombre en 1968 y según el artículo, declaró en su lecho de muerte que “el TDAH es el ejemplo de una enfermedad ficticia” (http://t.bebesymas.com/salud-infantil/el-psiquiatra-que-descubrio-el-tdah-confeso-antes-de-morir-que-es-una-enfermedad-ficticia)

Para el abordaje de cualquier patología es importante un tratamiento personalizado y todavía más cuando nos referimos a trastornos que no tienen un origen claro como en el caso de éste. Por tanto es básico un tratamiento multidisciplinar e individualizado donde se estudia y se valora cada caso de manera diferente; esto es posible gracias a los de Test de Antiterapia ya que nos permiten dependiendo de la historia clínica realizar test de valoración estáticos y dinámicos que nos van a permitir realizar un tratamiento más eficaz.

Al no haber un origen claro en esta patología, es importante valorar ciertas aspectos a la hora de realizar una historia clínica:

  • Problemas durante la gestación como ingesta de algún medicamento, diabetes gestacional o infección.
  • Valorar la alimentación de la madre durante el embarazo.
  • Problemas en el parto como cesáreas, fórceps, ventosas etc.
  • Alimentación del niño como por ejemplo si ingiere harinas refinadas o azúcar,  ya que existen estudios en la actualidad que demuestran que hay una relación entre la ingesta de azúcar y este trastorno.
  • Valorar la existencia y calidad de la lactancia materna
  • Valorar si el niño va correctamente al baño.
  • Golpes en la cabeza
  • Infecciones importantes en el niño
  • Infecciones de repetición en el niño como anginas o otitis.
  • Caídas de culo

En mi experiencia en consulta con este tipo de casos los resultados son muy satisfactorios, siempre tenido en cuenta el trabajo personalizado y realizando las preguntas correctas.

 

Realizado por Verónica González Fernández. Fisioterapeuta y Monitora del Equipo de Antiterapia.

Blog: http://veronicagonzalezfisioterapia.wordpress.com

Web: http://www.goyafisioterapia.com

Compartir Artículo En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>