¿Es la leche realmente necesaria?

Actualmente, la leche de vaca y sus productos derivados se consideran indispensables para la nutrición humana. Esta idea proviene de los años 40, cuando la práctica médica empezó a recomendar dichos alimentos como fuente nutricional para el correcto crecimiento óseo. Pero, ¿son los lácteos realmente tan necesarios?

Una de las creencias más extendidas sobre la leche es su rico aporte de calcio y lo bueno que resulta para fortalecer los huesos. Nada más lejos de la realidad. Para que nuestro organismo absorba el calcio, es indispensable que exista una buena proporción entre fosfatos y calcio. Sólo encontraremos calcio asimilable de forma natural en los frutos secos, las algas, el pescado y las verduras.

La leche de vaca es el alimento que utiliza este animal para alimentar a sus crías.  Pero la vaca y el hombre, aparte de su condición de mamíferos, tienen muy poco en común en lo que concierne a su patrimonio genético y fisiológico. Esta leche hace posible que un ternero llegue a pesar una tonelada en tan sólo un año, y luego deja de tomarla.

El ser humano es el único mamífero que sigue bebiendo leche durante el resto de su vida. Y lo hacemos ignorando que al beber leche estamos tomando proteínas bovinas, como la albúmina y la caseína, que en nuestro sistema inmunitario tiene repercusiones a corto y largo plazo, en nuestro equilibrio fisiológico:

  • Los lácteos producen flema, siendo uno de los grandes responsables en problemas de exceso de mocos, como la sinusitis.
  • A partir de los dos años el cuerpo humano deja de fabricar la enzima necesaria para digerir este alimento.
  • Según muchos estudios la leche de vaca está implicada en muchas alergias y patologías autoinmunes. La similitud antigénica entre las moléculas de nuestros tejidos y las que contienen las proteínas de los productos lácteos provoca una reacción de nuestro sistema inmunitario contra nuestros propios órganos.

Debido a la creciente sensibilización de la gente al problema de los lácteos, últimamente se ha empezado a hablar de la intolerancia a la lactosa y ha empezado a aparecer en los supermercados leche sin lactosa. Independientemente de los procesos a los que se somete la leche para quitarle la lactosa y la calidad de la leche resultante, merece la pena hacer un pequeño inciso para explicar esto. Cuando el homo-sapiens empezó a emigrar a las zonas frías del norte de Europa, surgió una mutación que mezclaba piel muy clara, pelo rubio y ojos claros con una sorprendente tolerancia a la lactosa (sí, teóricamente son los únicos que la toleran). Esto les permitió vivir en un entorno muy frío en el que necesitaban mucha grasa y en el que había poco alimento. Lo curioso o gracioso del tema es que esas vacas dan una leche con poca caseína y mucha lactosa, pero producen muy poca leche, por lo que actualmente se han sustituido por una raza de vacas turcas, que dan mucha leche con alto contenido en caseína y bajo en lactosa, por lo que aunque una persona sea tolerante a la lactosa, no lo es a esta leche, que es la que se vende en todo el mundo.

Si usted siente que no digiere bien la leche, o tiene muchos mocos, quizás sea interesante que un profesional le ayude a valorar si tiene problemas con ella.

 

Javier Velasco Valido

Director de fisioterapia de la clínica ONaturmedic y profesor del equipo de Antiterapia.

Compartir Artículo En

2 Comentarios

  1. Por cierto. El otro día vi a doctor José Luís Godoy. No nos pudimos ver del todo, pues fue una situación algo conflictiva al no poder parar con el vehículo.
    Tengo un gran agradecimiento al doctor Godoy pues él me ha curado de mi grave dolencia de colon irritable.
    Eres un ángel doctor Godoy. Eres el Mejor entre todos los mejores.
    Y siento un gran afecto a su conocimiento y a su corazón de sabio.
    ¡Feliz Navidad con mucho amor doctor Godoy!

    Enviar Respuesta

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>