Suelo Pélvico

El suelo pélvico es la cama sobre la que se asientan todas las vísceras del cuerpo, así como uno de los pilares de la estabilidad del cuerpo.

Hay muchos casos en los que se puede dañar:

  • Partos
  • Cicatrices (cesáreas, episotomías, operaciones de próstata)
  • Cistitis repetitivas
  • Hongos e infecciones vaginales
  • Abortos
  • Estreñimiento
  • Falta de ejercicio

Si el suelo pélvico sufre alteraciones puede afectar al correcto funcionamiento de todo el cuerpo, pudiendo producir todo tipo de problemas, desde dolor de espalda y/o cabeza hasta afectar a la respiración, entre los más comunes:

  • Problemas sexuales (disfunción eréctil, sequedad…)
  • Prostatitis
  • Incontinencia urinaria
  • Prolapsos
  • Cistitis repetitivas
  • Hongos e infecciones vaginales
  • Estreñimiento

A la hora de tratar el periné (suelo pélvico), es necesario además de fortalecer la musculatura, recuperar la movilidad, elasticidad, coordinación y control de la zona.